jueves, 5 de abril de 2012

En la sangre habita el alma

"La sangre se vuelve tan importante dentro de la religión cristiana (con cristiana me refiero a la primera iglesia, dejando de lado  las variantes de la religión posteriores, hablo de la raíz misma de la religión). Según la biblia en la sangre habita el alma y la sangre nos fue dada para limpiar nuestros pecados.
La sangre de Cristo limpia nuestros pecados (según lo que dicen en semana santa). la sangre también servía para darse en sacrificio, derramar sangre en nombre de Dios.
Así es pues que, la sangre es vida, es redención.
Esta es una idea que siempre tengo en la cabeza cuando pienso en vampiros y en la religión. Y en como la vida gira en torno al sacrificio.
Luego tenemos lo que decían los mayas, que los dioses no tenían sangre y por eso necesitaban sacrificios.
¿Puede ser que Dios necesite sangre porque no la tiene? ¿y no me hace eso más parecido a Él, porque me alimento de la sangre? Tiene sentido la idea, se ratifica en "aborreceré a todo el que beba sangre" según la biblia ¿Puede ser que Él nos condene porque somos copias más parecidas a Él que ustedes los simples humanos?
La cruz, ahora un símbolo cristiano, de esa sangre derramada; no es más que eso para mí. Si, puedo mirar un crucifijo y tocarlo, el símbolo no me hace daño; es la fe que lo acompaña lo que me lástima. Por eso no puedo salir en semana santa, la fe ciega me lástima me hace vulnerable."


*Este post no refleja mis opiniones personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario