miércoles, 9 de mayo de 2012

Demonios tomo I


La carne y el sexo como única herramienta que puede usar el demonio:
Y aunque tienen mil maneras de hacer daño, y desde su caída intentaron provocar
cismas en la iglesia, impedir la caridad, infectar con la bilis de la envidia la
dulzura de los actos de los santos, y perturbar de todas las maneras posibles a la
raza humana, _ su poder se mantiene limitado a las partes privadas y al ombligo.
 Pues gracias al desenfado de la carne posee gran poder sobre los
hombres; y en los hombres la fuente del desenfreno se encuentra en las partes
privadas, ya que de ellas emana el semen, tal como en las mujeres mana del
ombligo

Los demonios no sienten placer sexual:
Pero el motivo de que los demonios se conviertan en íncubos o súcubos no es con
vistas al placer, ya que un espíritu no tiene carne ni sangre; sino que ante todo es
con la intención de que por medio del vicio de la lujuria puedan provocar un doble
daño contra los hombres, es decir, en el cuerpo y en el alma, de modo que los
hombres puedan entregarse más a todos los vicios. Y no cabe duda de que saben
bajo qué astros es más vigoroso el semen, y que los hombres así concebidos
estarán siempre pervertidos por la brujería.


*tomado del Malleus Maleficarum

No hay comentarios:

Publicar un comentario