martes, 13 de agosto de 2013

Fiesta de Cazadores de sombras: O de como entré a un hardrock café invadido por adolescentes


Hola gente! interné what-eva.
Antes de que lo digan no soy fan de esos libros y la verdad que recién leí uno el sábado pasado para encajar y parecer chévere. O bueno, porque impulsivamente quise ir a un evento que celebraba el estreno de la película (aún no llega a Colombia duh!) y me pareció full chévere ir porque:

-Me gustan las cosas gratis
-Me gustan las cosas gratis
-Me gustan las cosas gratis

Así que dije, que más da, vamos igual. Ademas le parecerá super charro-cutre-fresco-ficti-tonto pero nunca había puesto un pie en un HardRock Café. Ni cuando estaba en Buenos Aires, no se porqué, no es lo mío. Y aproveché a conocerlo porque ¿les mencioné que fue gratis? (si re tacaña lol).

ERRMMM y sí. El libro me pareció pues normal para adolescentes me imagino que será super molón para ellos, no me pongo muy filosófica con eso pero es como el "juagado" (enjuagar-lavar) de todo el cuento de los evangelio apócrifos para chicos adolescentes. Para uno que es Darks y sabe de esas babosadas casi resulta tiernito que lo mencionen. Ya estoy vieja y muy podrida por dentro para que eso me enganche.

Así que igual para ponerme en onda con los chicos me leí el libro y fui con toda la disposición de revivir mis épocas de adolescente (?).
Y nada, hay que decir que los chicos de ahora:
-Caminan mejor en tacones (las chicas)
-Los chicos son más buena onda
-No son darks, y cuando intentan ser darks, no pueden ser darks. O los que ví, es gracioso que intenten buscar ropa negra para parecer darks y al final no son tan darks.

Y tenía fotos medio chungas para mostrarles pero no sé que le pasa a la memoria del celular que se fastidio mis fotos.


contemplad la ira de mi celular, sólo está la imagen que subí al instagram; cócteles sin alcohol que eran como una patada en las gónadas y mi diario de campo para anotaciones sobre subnormalidades.

Y siganme por instagram agathaross


No hay comentarios:

Publicar un comentario